¿Por qué pones excusas para no correr?

Correr es una de las mejores formas de hacer ejercicio. No sólo te ayuda a quemar calorías y a que tu corazón bombee, sino que también te ayuda a fortalecer los músculos, a mejorar la circulación e incluso a mejorar tu estado de ánimo. Sin embargo, muchas personas siguen encontrando excusas para no correr.

¿Pero por qué?

Correr tiene tantos beneficios increíbles y, sin embargo, muchos de nosotros nos ponemos barreras incluso para intentar empezar. Tenemos excusas como que es demasiado duro, hace demasiado frío, hace demasiado calor o es demasiado tarde. Pero en realidad, estas excusas no son más que excusas que creamos para no salir y mover nuestro cuerpo.

Tenemos que considerar realmente todos los beneficios de correr y preguntarnos si estas excusas son realmente válidas. Si somos sinceros con nosotros mismos, descubriremos que la gran mayoría de nuestras excusas no son más que eso: excusas.

Beneficios de correr

Quemar calorías: Correr es una de las mejores formas de ejercicio para quemar calorías y desarrollar músculo magro.

Aumenta el estado de ánimo: Correr libera endorfinas, conocidas como las sustancias químicas que te hacen sentir bien. Puedes liberarte del estrés cotidiano y mejorar tu estado de ánimo al mismo tiempo.

Fortalece los músculos: Correr con regularidad te ayudará a fortalecer los músculos de la parte inferior del cuerpo. También verás una mejora en los músculos de la zona media del cuerpo, ya que trabajarás para mantener el equilibrio mientras corres.

Mejora la circulación: Correr ayuda a mejorar la circulación y a que fluya la sangre, lo que contribuirá a la salud del corazón y a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas.

Razones para no correr

“¡Correr es duro!”

Sí, correr puede ser duro. Pero si empiezas con objetivos pequeños y alcanzables, puede ser increíblemente gratificante. Aunque sólo sea caminar o trotar unos minutos cada vez, ¡es un gran comienzo!

“¡No tengo tiempo!”

Muchos de nosotros llevamos una vida increíblemente ajetreada y encontrar tiempo para hacer ejercicio puede ser todo un reto. Pero recuerda que incluso 10 ó 15 minutos de ejercicio al día pueden tener un gran impacto en tu salud general.

“¡No hace buen tiempo para correr!”

La mayoría de nosotros tenemos acceso a una cinta de correr en nuestro gimnasio local, o incluso a un espacio de entrenamiento en casa. Utiliza las herramientas que tienes a tu disposición: ¡no hay por qué dejar que el tiempo te impida mover el cuerpo y hacer tu ejercicio diario!

“Ya lo he probado antes y no me ha gustado…”

¡No pasa nada! Hay muchas formas de mantenerse activo, así que si correr no es lo tuyo, ¡no pasa nada! Plantéate probar algo nuevo, como la natación o el ciclismo. Se trata de encontrar una actividad que te guste y te divierta.

¡Es hora de salir a correr!

A fin de cuentas, la mayoría de las veces, las razones que tenemos para no correr no son más que excusas.

Así que, ¿por qué no dejas a un lado las excusas y sales a correr? Te sorprenderá lo que puede hacer por tu salud física y mental. Créeme, ¡te alegrarás de haberlo hecho! 

El sitio Web https://born2run.es utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.    Más información
Privacidad